Un gran (enorme) paso para la visibilización del colectivo transexual: Una mujer fantástica, película cuya protagonista es una mujer transexual (así como Daniela Vega, actriz que da vida a dicho personaje), se alza con el óscar a la mejor película extranjera.