Buenos días y muy buen día (así, en singular):

Esta noche estrenamos nuestro nuevo espectáculo.
Hoy rendimos en este examen, después de siete meses de duro trabajo, ensayando y ensayando. Tooodo el día con partituras y tarareando cosas imposibles, intentando aprendérnoslas y hacerlo lo mejor posible.

Pero también es un día especial por algo más: hoy cumplimos nuestro primer año sobre los escenarios.

Hoy cumplimos un año de nuestro estreno como coro. Un año de aquel debut en el Teatre Xesc Forteza, con un patio de butacas lleno. Y con nuestro estómago dando vueltas, lleno de mariposas boxeadoras de unos 3 kilos cada una. Y lo mejor es que estos nervios no se pierden, a pesar de un año lleno de actuaciones (más de 22 conciertos y colaboraciones, y esos 5.000 increíbles espectadores). Porque antes de cada concierto siempre tienes esa sensación de estar al borde del salto, porque quieres hacerlo no bien, sino mejor. Y nos esforzamos porque, aunque solo somos unos simples aficionados con poco oído, dos pies izquierdos y un dudoso gusto para montar nuestra puesta en escena, queremos compartir nuestra más increíble afición con todos vosotros. Y queremos hacerlo no sé si bien, pero si con el mayor respeto y la mayor entrega posible, tanto hacia la Música como, y no lo dudéis ni un instante, hacia nuestro público.

Así que hoy volvemos a ponernos en vuestras manos. Una vez más vamos a poner alma y corazón sobre un escenario, para compartir lo que une a estos 40 locos gritones con vosotros. Y una vez más esperamos no defraudaros y que el resultado de nuestro trabajo sea todo lo bueno o lo especial o lo entretenido que esperáis. Y un poco más 😉

Ahora os dejo, que tengo que planchar camisas y repasar esa maldita frase que todavía no me sale.
Y permitirme que me presente antes de despedirme: soy Mallorca Gay Men’s Chorus y es un placer estar con vosotros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.