Concierto del MGMC en el Castell de Son Mas de AndratxConcierto del MGMC en el Castell de Son Mas de AndratxConcierto del MGMC en el Castell de Son Mas de AndratxConcierto del MGMC en el Castell de Son Mas de AndratxConcierto del MGMC en el Castell de Son Mas de AndratxConcierto del MGMC en el Castell de Son Mas de Andratx

Buenos días, visitantes:

No sé muy bien cómo ni por dónde empezar… Mi abuela decía que por el principio, así que voy a probar por ahí.

El pasado jueves 29 de agosto tuvimos concierto en el patio del Castell de Son Mas de Andratx, cerrando el ciclo “Nits a la fresca” de este año. Un sitio perfecto para disfrutar de un espectáculo nocturno a cielo abierto, y más en agosto.
El concierto empezaba a las 22:00, pero nosotros a las 19:30 ya estábamos allí, con los músicos y nuestros solistas participantes, probando las luces, el sonido y repasando los temas a cantar y los movimientos que hacemos por el escenario (cada escenario es un mundo, y otro día os hablo sobre este tema)

Y a las 20:30 empezó a llegar gente. Y un poco más. Y aún un poco más de gente.
A las 21:30 estábamos completamente desbordados por la cantidad de público que venía a vernos y escucharnos. Todas nuestras provisiones de asistencia se vieron más que sobrepasadas.
A las 21:50 el patio del castillo estaba abarrotado, y casi 100 personas se quedaron sin poder entrar al haberse vendido todas las entradas.

Cuando terminó la animación previa al show (desde aquí un enorme aplauso a esos artistazos de Embruixart) y empezamos a bajar por esa escalera hacia el escenario, nos quedamos más que impresionados por la cantidad de gente que se quedó fuera del patio, de pie, para escuchar nuestro concierto. Y aguantó hasta el final la casi hora y media que duró.

¿Qué decir ante esto? Pues que no podíamos hacer otra cosa que poner toda la carne en el asador y dar lo mejor de nosotros. Os podemos asegurar que lo pasamos en grande y creemos que, por vuestros gritos y aplausos y esos bailes que os pegasteis de pie entre las sillas, logramos contagiaros de nuestro entusiasmo y ganas de pasarlo bien.

Gracias, palabra que muy sinceras y sentidas, a Andratx por cedernos ese maravilloso sitio. Gracias a los 350 que abarrotasteis ese patio que se volvió fiesta. Gracias a los que os quedasteis afuera, de pié, durante todo el concierto. Y gracias a los que intentasteis venir a vernos y no pudisteis entrar.

Solo una cosa más: con un público así, solo podemos decir que la próxima vez será aún mejor. Prometido.

Aquí os dejamos un enlace al Diario de Mallorca, sobre lo que pasó esa noche 🙂

PD: Y gracias a Llaços (que nunca le digo nada) por esas fotos tan extupendas que siempre nos hace. ¡Eres bueno, muy bueno!